miércoles, 21 de diciembre de 2011

6 rituales de año nuevo para viajar más


Para iniciar un nuevo año, millones de personas alrededor del mundo llevan a cabo diversos rituales relacionados con el amor, prosperidad, salud, dinero y viajes, entre otros.  Sin embargo, la mayoría de esos rituales se efectúan al unísono de las primeras doce campanadas del primero de enero, lo cual podría resultar agobiante, pues ¿qué ritual hay que elegir si todos deben hacerse a la misma hora?

Ante esa situación, algunas personas optan por realizar los rituales minutos antes o después de la media noche, pues lo importante –dicen- es la fé que se tiene al momento de ejecutarlos. 
Es importante respetar estas prácticas –creas o no en ellas- ya que forman parte de la identidad (personal y colectiva) de diferentes culturas, y como viajeros debemos estar conscientes de ello.

A continuación algunos rituales que puedes hacer si deseas concretar el viaje de tus sueños, o bien, tener más viajes llenos de aventura ¿Te animarías a realizar alguno?
Alista las maletas
Justo cuando el reloj marque el inicio del primero de enero toma una maleta o mochila y sal de tu casa o departamento para dar una vuelta a toda la cuadra (mientras más dure la vuelta habrá más viajes). Pero, si deseas hacer ese viaje soñado con alguien más, invítalo a realizar este ritual.

Desempolva pasaporte
Para este ritual necesitas sacar una copia fotostática de tu pasaporte o visa (vigente, pues si está expirado ni cómo ayudarte), una fotografía del o los lugares que deseas visitar, hojas de hierbabuena y un listón amarillo.

Sobre una mesita coloca hacia arriba la fotocopia del pasaporte y encima frota un par de hojas de hierbabuena, después coloca el o las imágenes del lugar al que deseas viajar y coloca otras hojitas de hierbabuena, las cuales también debes frotar mientras visualizas cómo será el momento en que estés en ese mágico lugar.

Después enrolla el paquete de hojas y amárralo con un listón amarillo (haz tres nudos). Cuando ese viaje sea un hecho, enciende una vela amarilla y quema el rollito a manera de agradecimiento.

Zapatos en acción
Si los rituales anteriores no te convencieron, te compartimos uno más y para el cual necesitas tu zapato izquierdo, tres plumas de paloma, un pedazo de papel (donde escribirás con lápiz tu nombre completo y el lugar donde deseas viajar), una vela azul celeste y un poco de alpiste.

Introduce en tu zapato las plumas, el papel escrito y el alpiste. Sobre una mesa enciende la vela y frente a ella mentaliza con mucha fuerza tus deseos de viajar, acabando el ritual limpia tu zapato y úsalo.

Gira y gira
De acuerdo a una vieja tradición rumana, probablemente heredada de los zíngaros, se dice que la noche de fin de año hay que hacer la maleta  y justo cuando se realiza el cambio de año se debe salir de casa y girar sobre uno mismo (en alusión a la trayectoria que recorre el planeta alrededor del Sol) para volver a entrar a la casa cuando se inicia el nuevo año. En teoría, este ritual sirve  para que todos los viajes del nuevo año sean venturosos y afortunados.

A buscar boletos
Otro ritual y más sencillo, es el de buscar un ticket de avión o autobús (pueden ser usados) e introducirlo en uno de los bolsillos del pantalón justo antes de que empiecen las doce campanadas.

El collage de los deseos
Dicen que cuando uno plasma sus deseos en un papel los decreta, y es lo que también puedes hacer al crear un collage con imágenes de los lugares que deseas conocer, debe de ser del tamaño de dos hojas tamaño carta aproximadamente y lo deberás colocar en tu habitación en un lugar donde le den los rayos del sol.

¡Buena suerte con estos rituales!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada